“Convivencia en la familia dominicana de Verapaz”

Publicado en por Fraternidad San Vicente Ferrer

jesus-espeja-2.JPG

En fechas recientes arribó a Cobán un fraile dominico llamado Jesús Espeja, quien es profesor emérito de la Universidad de San Esteban de Salamanca y escritor de varios libros, se hospedó en Casa Santo Domingo de los frailes dominicos de Centro América y ahí tuvo ocasión de compartir con los laicos dominicos de la Fraternidad San Vicente Ferrer, primero como destinatarios que fuimos algunos de un seminario que él generosamente impartió a todos los egresados de la facultad de teología de la Universidad Rafael Landívar, sobre el Concilio Ecuménico Vaticano II, en donde estuvimos día y medio con él, libando el néctar de sus conocimientos sobre ese Santo Concilio, que en octubre próximo arriba a su quincuagésimo aniversario entre luces y sombras. El seminario lo finalizamos como es costumbre en la familia dominicana de Verapaz, con una Eucaristía que Fray Jesús presidió y un almuerzo.

jesus-espeja-5.JPG

Atendiendo al Espíritu que sopla por donde quiere, lo invitamos a participar con nosotros en un programa televisivo que protagoniza la fraternidad y que semana a semana llega a miles de televidentes en Cobán, Carchá, Chamelco, Tactic y puntos circunvecinos, llamado “Vidas que dejan huella”, un programa que se caracteriza de los demás porque es ecuménico, académico, histórico, cultural, holístico y que versa sobre la vida de hombres y mujeres ilustres que han dejado una impronta en la historia del mundo, y en el marco de la celebración del 50 aniversario del Concilio, grabamos juntamente con Fray Jesús dos programas, uno sobre el Beato Juan XXIII, llamado tambien el Papa Bueno y otro sobre Pablo VI. El primero por haber convocado al concilio, pocos meses después del conclave del 58 al anunciar un “aggiornamento” es decir una puesta al día, una reforma a lo interno de la Iglesia Católica y su relación con el mundo y el segundo por haber finalizado el concilio, al ocupar la Cátedra de Pedro a la muerte del Papa Bueno que no tuvo la ocasión de ver finalizado sus sueño, anhelos y esperanzas de ver que “nuevos aires entraran por las ventanas del Vaticano”.

jesus-espeja-1.JPG

Fray Jesús viajo a la Ciudad de Guatemala para dirigirse rumbo a Costa Rica y desde ahí retornar a Madrid, no sin antes haber participado con la familia dominicana de Verapaz: Frailes, hermanas, y laicos dominicos en una cena de despedida que la fraternidad organizó evocando las palabras del salmista: ¡Mira que es bueno y da gusto que los hermanos convivan juntos!” Sal (133); un rasgo eminentemente dominicano que en la Orden llevamos a la praxis muy a menudo. No dijimos a Dios a Fray Jesús, sino un hasta pronto, si no nos volvemos a ver acá en la tierra, lo haremos allá a donde indefectiblemente nos dirigimos, a la casa del Padre en donde Cristo ya reservo un lugar para todos.

Que así sea.-

 

José Luis Riveiro Fernández, OP

Etiquetado en Informacion

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post